sábado, 5 de junio de 2010

5 de junio: Día Mundial del Medio Ambiente

Hoy, 5 de junio, es el Día Mundial del Medio Ambiente.

Nuestro planeta Tierra está al límite de sus posibilidades y, con ello, estamos embargando el futuro de las generaciones venideras. Las generaciones que nos sucedan tienen derecho a recibir un mundo habitable y no un planeta con el aire contaminado, con las aguas envenenadas y sus recursos naturales agotados.

Lo que llamamos “desarrollo”, no se produce de una forma equilibrada. Mientras que más del 80% de la población mundial no dispone de casi nada, menos del 20% de la población total consume la mayoría de los recursos en las siguientes proporciones:

- el 70% de la energía.
- el 75% de los metales.
- el 60% de los alimentos.
- el 85 % de la madera.

El dato más escandaloso es que la mayoría de los recursos proceden precisamente de los países empobrecidos. La mayor parte del petróleo, de los metales, de la madera, de los monocultivos, etc. se encuentran en los países pobres. Estos productos se comercializan al precio que establecen las Multinacionales, mientras que ellos se ven obligados a importar las maquinarias, tecnología etc. al precio del mercado en los países ricos. De esta forma, la deuda aumenta constantemente y asfixia toda posibilidad de sanear la economía, viviéndose como un auténtico drama la supervivencia y empujando a los más fuertes a buscar en la inmigración una salida para un futuro más digno.

Asimismo, se antoja necesario disponer de agua potable, lo que es un derecho de toda persona; sin embargo, el consumo inconsciente de este recurso natural favorece su agotamiento y, con ello, el agotamiento de la vida.

Por ello, es necesaria una mayor responsabilidad en el uso del agua, un bien escaso y del que muchos pueblos carecen.

También es necesario hacer un uso responsable del papel.

Otro perjuicio serio con estos cultivos es el agotamiento de las tierras debida a los monocultivos, repercutiendo gravemente en la población y en el medioambiente ¿Cuanta selva en el Amazona no se ha deforestado para que se puedan sembrar pastos y aquí podamos comer hamburguesas?

Necesidad de que nos planteemos nuestro modo de alimentarnos.

Los que podamos hacerlo, desgraciadamente.

Diariamente mueren más de 50.000 personas de hambre. La mayoría de ellos son niños y esto no constituye un escándalo para casi nadie. Nos hemos acostumbrado a ello. El hambre causa más muertos que las guerras.

La sobreexplotación del medio ambiente tiene mucho que ver con la injusticia y la miseria.

Demos, por tanto, un momento de este día a reflexionar sobre la importancia de preservar el medio ambiente.