sábado, 28 de noviembre de 2009

Huellas del Cambio Climático (I)

Un gigantesco iceberg del tamaño de 7 campos de fútbol ha sido descubierto flotando en las afueras de las costas de Australia. El pedazo de hielo, que mide unos 2.300 metros de largo con una profundidad estimada de más de 1.000 metros, causó un revuelo cuando fue avistado por los expertos basados en la remota Isla Mcquarie de Australia.

"Nunca he visto nada como esto; miré hacia el horizonte y vi esta gran isla flotante de hielo", dijo el biólogo de focas peleteras Dean Miller.

Neal Young, un glaciólogo de la División Antártica Australiana, dijo que el monstruoso iceberg podría dividirse en decenas de pequeños témpanos de hielo a medida que avanza en dirección a Nueva Zelanda, causando un posible riesgo para las embarcaciones que circulan en estas aguas.

"Es raro hacer una observación como ésta. Es una visión ciertamente impresionante".

Young dijo que el iceberg probablemente se desprendió de una importante plataforma de hielo de la Antártida hace nueve años, y agregó que se podría esperar más en el área si el calentamiento global continúa.

"Si las tendencias actuales del calentamiento global continúan, puedo anticipar que veremos más icebergs ya que continuará habiendo grandes rupturas de las plataformas de hielo", añadió.

Fuente: Telegraph UK.

4 comentarios:

Mª Angeles dijo...

Yo el otro día vi un melocotonero en flor. Se ha equivocado de estación.

Saludos

Duende del Sur dijo...

Ese y otros melocotoneros, los naranjos de Sevilla, los cerezos del Valle del Jerte, el espino albar que puebla toda España o los más de 100 metros que han crecido los árboles del bosque mediterráneo de Montseny (Barcelona) para adaptarse al clima, son algunos de los ejemplos que el cambio climático está dejando sobre nuestra flora, un capítulo fascinante que, si te apetece, trataremos en breve ;).

Un saludo y feliz puente de diciembre, compañera de profesión.

MIGUEL ANGEL dijo...

Eso me asusta. La verdad que si no se toman medidas al respecto pronto veremos a nuestro planeta muerto.
Tiene que haber soluciones que se puedan actuar y no publicidad para evitar la contaminación.
Me encanta tu blog. Felicidades y gracias por toda esta información.

María_azahar dijo...

Este essay me ha recordado a lo que comentaban el otro día en Españoles por el Mundo en Islandia de los pobres osos polares que tras una aventura odiseica llegaban montados en los icebergs y que sus anfitriones no tuvieron otra idea que abatirlos a tiros como recibimiento sorpresa...y eso que yo pensaba que el atraso mental era exclusivo de mis queridos españolitos...